Autoridades  
 

 
 
 
 

Mario Bravo 1029 4ª C
Ciudad Autónoma
de Buenos Aires
Tel. 4963 - 1693

 



 

El Instituto Psicosomático de Buenos Aires es una Asociación Civil sin fines de lucro, dedicada a la enseñanza, la orientación clínica y prevención comunitaria, y a la investigación teórico-clínica en el campo de la Psicosomática.
Inició sus actividades el 20 de Agosto de 1989 como Sociedad de Hecho a partir del empuje y creatividad de sus fundadores: Dres. Mauricio Chevnik, Rodolfo D´Alvia, Alfredo Maladesky y Guillermo Rinaldi.
En diciembre de 1998 se constituyó en Asociación Civil sin fines de lucro (Personería Jurídica N° 000241).
Pertenece a la Federación del MERCOSUR de instituciones dedicadas a la Psicosomática y la Psicología Médica -Fe-Me.Psi- en carácter de Miembro Fundador y activo participante. Integró el Foro de Instituciones de Profesionales de la Salud Mental de la ciudad de Buenos Aires, conformado en Abril de 1997, para el estudio y redacción del Proyecto de Ley de Salud Mental de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Ha celebrado y mantiene convenios interinstitucionales de reciprocidad, cooperación e interacción con distintas universidades e instituciones psicoanalíticas.

OBJETIVOS

El Instituto Psicosomático de Buenos Aires tiene por objetivos:
· Formación teórico - clínica vinculada al campo de la  psicosomática.
· Asistencia, orientación clínica, supervisión y prevención  comunitaria
· Investigación interdisciplinaria
Estas actividades son coordinadas por las distintas áreas, secretarías, y comisiones que integran la institución.

FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA

Proponemos un recorrido por las distintas revisiones metapsicológicas de la teoría psicoanalítica generadas, por un lado, por la evolución y vitalidad de la teoría y por otro, por los cambios que se fueron dando en la práctica clínica.
En este sentido entendemos que el paciente con patología orgánica es un ejemplo paradigmático de motivación y estímulo en la promoción de estos desarrollos.
McDougall se preguntaba "dónde están aquéllos buenos neuróticos", otros autores post-freudianos hacían referencia a la forma de instalarse en el tratamiento, de establecer un vínculo con el terapeuta y a una demanda de alivio diferente de los pacientes neuróticos clásicos. A esto se agrega la presencia de otros profesionales (médicos, fisiatras, psiquiatras, terapeutas corporales, etc.) que tienen una participación activa en los procesos terapéuticos a través de sus indicaciones y fundamentalmente en lo que Winnicott menciona como diversificación de los agentes responsables producto de la escisión y la fragmentación intrapsíquica y del mundo externo.
Partimos de un modelo de aparato psíquico que se basa en la heterogeneidad del inconsciente, la coexistencia estructural de distintos modos de funcionamiento psíquico y el valor estructurante tanto de los vínculos primarios como de los secundarios. Por otra parte sostenemos una posición epistémica basada en la complejidad y recursividad de los procesos y en la correspondencia con otras ciencias de la salud, como ocurre con los valiosos aportes de las ciencias sociales, neurociencias y de la psiconeuroinmunoendocrinología.
Pensamos entonces, que la actividad clínica tendría que ser abordada desde una perspectiva interdisciplinaria, focalizando tanto en las condiciones de vulnerabilidad del sujeto como en sus potenciales salutogénicos, integrando además, las acciones moduladoras (protectoras y patogénicas) del medio ambiente social y cultural.

 


     
  Publicaciones  
   
 
  Cursos  
   
     
  Noticias  
 

Ver las Noticias

 
     
  Trabajos  
   
 



 

 

 

 

 

 
Instituto Psicosomático de Buenos Aires - Todos los derechos reservados